17 mayo, 2006

COLECCION NARRATIVA


LOS OJOS DE SHARON TATE
IVÁN WIELIKOSIELEK
-Colección Narrativa 1-

Por un lado, las vivencias de un niño en un pueblo del interior que crece en un entorno familiar quebrado, al cuidado de una madre depresiva y con el mandato interior de "buscar al padre", esa sombra que se fue para siempre de sus vidas. Por el otro, la vida gris de ese niño veinticinco años después en la ciudad y la póstuma identificación con el mismo destino oscuro de su progenitor.
Los dieciséis relatos que componen Los ojos de Sharon Tate, se ensamblan entre sí en este contrapunto permanente.
Locura y violencia; esperanzas y terrores infantiles, sexo frenético y caminatas desérticas como conjuro a un sentimiento de soledad inevitable; postales urbanas de una Córdoba posmoderna en plena decadencia contrapuestas a melancólicas sepias; las de un Ballesteros de calles de tierra en donde la niñez empezaba a ser expulsada del paraíso y un cachorro de hombre era condenado a salir al mundo.
(texto de la contratapa)


LA PRECISION DE LA FIEBRE
EDUARDO SENAC

-Colección Narrativa 2-

Un puñado de aforismos contra el mundo que en realidad no es otra cosa que una visión misma del mundo; panorámica fugaz en fragmentadas líneas precisas y febriles, breviario del desencanto, imposibilidad de comprender el problema insoluble del amor. Luego un manojo de visiones poéticas del hacedor, versos escritos desde la serenidad que sólo permite el universo cuando se ha detenido, instantánea de frágil contemplación de lo que nunca será escrito. Cierra el libro aquella narración, aquel ejercicio sobre libre amor hecho prosa poética; aquella quieta desesperación hecha susurro, esa imposibilidad que sólo se puede nombrar desde todas las posibilidades del lenguaje.
Eduardo Senac escribió que "Faulkner inventó el género para aquellos que escriben como si estuvieran soñando". Y pareciera que él estuviera inventando un nuevo género también; aquel para los que escriben como si habitaran del otro lado de los espejos; esa dimensión en la que el mundo ya no es mundo (tal vez apariencia, tal vez sólo literatura); ese más allá en donde la imaginación ha dejado para siempre de ser un reflejo.
(texto de la contratapa)

2 comentarios:

b dijo...

a los llantos revoluchos:
me gustó el libro de eduardo,
a ver si consigo algo más de él,
ya será tiempo para eso,
saludos,
b

hiperión dijo...

me pareció de un nivel impresionante el libro de Eduardo Senac, tienen algo más de él publicado?
Es un escritor muy fino, con muchísima clase